.

.
Anidando en el porche

jueves, 2 de julio de 2009

¿Mata el ruido?

Doraldina Zeledón Úbeda


Hay personas que me preguntan por qué no escribo sobre la basura o sobre leyes. Otros, sobre cosas agradables. En cambio hay quienes desean más sobre ruido. La verdad que sí escribo sobre otros temas. Si pudiera, me dedicaría a investigar y escribir más sobre ruido, pues hay mucho qué decir. Por ejemplo, se sigue citando la Ley de delitos ambientales, que ya fue derogada por el Código Penal, artículo 566, numeral 34; ahora, para este caso rige el artículo 534 del Código.
También se dice que 65 dBA es el máximo para no afectar la salud. Habría que aclarar que es para no afectar la salud auditiva; pues niveles más bajos pueden afectar la salud, por ejemplo el sistema cardiovascualar o producir estrés. Y en cuanto a que no parezca agradable el tema, hay muchas cosas que no son agradables, pero sí necesarias, como las medicinas; o mantener una dieta (no las “dietas” por asistir a ciertas reuniones).

Sobre el ruido se puede escribir desde diferentes ángulos. A mí me ha motivado que cause tantos problemas y se le dé tan poca atención. Es como ver que tiran un montón de basura frente a vos, y no movás los labios. Pareciera que no tenemos discernimiento, que no fuéramos “homo sapiens”. Según he leído, así pasó con los efectos del tabaco y ahora ya sabemos cuánto cuestan y cuánto duelen sus efectos.
A veces parece exagerado decir que el ruido enferme, y peor que mate. Los diputados esto deben tomarlo como una locura, pues para ellos es una simple falta, tipificada en el Código Penal. Lo he dicho y lo seguiré diciendo, pues es una irresponsabilidad mortal apostar con la salud y el medioambiente. Porque “Si non facéis las cosas, mas las viereis, / si por la lengua no las repudiareis, / es como ver cargar la cruz / y con los ojos aplaudiereis.” (Cancionero de Milán).

Si se analizaran bien las causas de muerte o de las enfermedades, y si contáramos con estadísticas sobre el problema, probablemente no nos asustara ni sería una exageración decir que el ruido mata. Hace varios años me llamó la tención una afirmación de la Organización Mundial de la Salud (OMS): una exposición de largo plazo al ruido del tráfico con valores de 65 a 70 dBA (decibeles A), de nivel promedio durante 24 horas, también puede tener efectos cardiovasculares. (Guías para el ruido urbano).

Lo peor es que cada día el ruido aumenta, debido a muchos factores, entre ellos la falta de prevención y control; no sólo de parte de las autoridades, también de las empresas, organizaciones, instituciones y la propia población. Y nos preocupamos poco porque no estamos claros de si realmente es grave. A veces porque otros problemas nos agobian más, pero si encima del ajetreo o la desesperación por conseguir el gallopinto de cada día, estamos estresados por el ruido, la salud puede peligrar.
Somos agredidos por el ruido en todas partes y en todo momento: en la propia casa, en el vecindario, el trabajo, el comercio, el turismo, la iglesia, en la calle, en actividades recreativas. Sin embargo, los diagnósticos ambientales no lo incluyen, porque la gente no lo menciona. Seguramente no lo menciona porque los instrumentos que se elaboran para recoger información como insumo para los planes, no lo toman en cuenta.

En el 2007 varios periódicos y sitios de Internet del mundo reprodujeron una noticia publicada por la revista New Scientist (http://www.newscientist.com/), sobre los efectos del ruido en la salud, basada en un estudio de la OMS. Son investigaciones del otro lado del mar, aquí todavía no las tenemos; pero el ruido afecta en cualquier parte. Copio una de las notas informativas:

La OMS corrobora que el ruido es causa de mortandad prematura de miles de personas

La exposición a niveles de ruido de 50 o más decibelios basta para originar problemas cardiovasculares

3 Noviembre, 2007, de Rubén Roa.

Tan sólo el ruido ocasionado por el tráfico contribuye a un 3% de las defunciones por ataques cardiacos o aplopégicos en Europa, según señala un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicado por la revista "New Scientist".

En este informe se afirma que, dado que alrededor de siete millones de personas mueren anualmente de enfermedades cardiacas en todo el mundo, puede calcularse en unas 210.000 los fallecidos como consecuencia del ruido.

Esta investigación asegura que más de 600.000 años potenciales de vida sana se pierden todos los años en Europa por culpa de enfermedades y minusvalías relacionadas con el exceso de ruido. La música a todo volumen causa asimismo la pérdida de capacidad auditiva, algo que afecta a casi un 2% de los niños y jóvenes europeos de entre siete y diecinueve años. Asimismo un 2% de los europeos sufren perturbaciones graves del sueño por culpa de esa contaminación sonora y al menos un 15% se quejan de molestias.

Los científicos de la OMS que han llevado a cabo el estudio señalan que la exposición a niveles de ruido de 50 o más decibeles basta para originar problemas cardiovasculares. "Hasta ahora, el ruido había sido como la cenicienta entre los tipos de contaminación sin que se le prestase demasiada atención", declara el profesor Deepak Prasher, del University College de Londres y uno de los autores del estudio. (…)

La producción constante de hormonas del estrés pueden causar en el metabolismo humano alteraciones de larga duración que ponen la vida en peligro, advierten los expertos”.

Fuente: http://atencionprimaria.wordpress.com/2007/11/03/la-oms-corrobora-que-el-ruido-es-causa-de-mortandad-prematura-de-miles-de-personas/


Artículo en revista New Scientist:

http://www.newscientist.com/article/mg19526186.500-dying-for-some-quiet-the-truth-about-noise-pollution.html

Artículo Relacionado
Se incrementa el riesgo de un Ataque Cardiaco
El Ruido puede incrementar tu riesgo de ataques cardiacos

Miranda Hitti, ­ 28 de Noviembre, 2005
(Foxnews.com)
Ruido constante no es lo que tu Corazón desea, muestra un estudio hecho en ataques cardiacos.

"Los ruidos crónicos están asociados con el riesgo de ataques cardiacos" explican doctores alemanes del Periódico europeo sobre el Corazón.
Están hablando de un torrente de ruido en casa o en el trabajo, por ejemplo el ruido del tráfico, construcciones, el ruido constante de una oficina grande y siempre con prisa.


Las oficinas y las ciudades no necesitan quedarse en complete silencio pero si necesitan bajarle al volumen para ayudar a los corazones, escriben el investigador Stefan Willich, MD, y sus colegas. http://www.blogger.com/post-create.g?blogID=9016090986793150817


¿Como es posible que el ruido incremente el riesgo de ataques cardiacos?, puede ser consecuencia de estrés relacionado con ruido, comenta el equipo de Willich.


Willich es el director del Instituto de Medicina social, epidemiología y salud económicas del centro Medico de la Universidad Caridad de Berlín.
Estudio en Ataques Cardiacos.


El estudio de Willich cubrió 4,115 sobrevivientes de ataques cardiacos de los 32 hospitales más grandes en Berlín, desde 1998 hasta el 2001. La mayoría de los pacientes fueron hombres en sus cincuentas.


Los pacientes calificaron sus exposiciones a ruidos en los últimos años antes de sus ataques, también calificaron sus molestias y sensibilidad a esos ruidos.


Los investigadores usaron mapas del trafico, evaluaron donde vivía cada paciente, checaron también los niveles de ruido en sus trabajos.


Por comparación, pacientes de los mismos hospitales que no habían sufrido de ataques cardiacos fueron incluidos también en el estudio.


El ruido, mayor riesgo de Ataque cardiaco


El Ruido crónico fue enlazado de un ligero a moderado incremento del riesgo de ataque cardiaco, escriben los investigadores.


La sensibilidad al ruido resultó ser menos importante que el ruido en si mismo, de acuerdo al estudio.


Ligeras diferencias fueron vistas entre hombres y mujeres. El riesgo de ataques cardiacos en el corazón femenino fue mas afectado por molestias resultantes de ruidos ambientales. Incluyendo ruidos citadinos, pero no ruidos de lugares de trabajo.


Sin embargo, en los hombres, el riesgo de ataque cardiaco fue más fuerte con el resultado de molestias causadas por ruidos relacionados con el lugar de trabajo.


"Una explicación lógica es que las mujeres en nuestro estudio pasaban mas tiempo en casa comparados con los hombres" escriben los investigadores. Piden que se apliquen más estudios para descubrir como afecta el ruido al corazón humano.


Riesgos relacionados con Familia
Ciertamente el ruido no es el único riesgo que los pacientes sufrieron.
Los sospechosos usuales como cigarrillo, diabetes, presión arterial y peso incrementaron el riesgo de ataque cardiaco.


Combinando estos dos factores puede ser letal, escribe Willich. Por ejemplo alguien que fuma mientras trabaja en una oficina ruidosa puede tener un incremento aun mayor en riesgo.


Los resultados no se extienden a gente que muere de ataques cardiacos, pacientes rurales y gente más grande de 70 años. Esos grupos no fueron incluidos en el estudio.


Cómo el ruido lastima el Corazón
El estudio de Willich no prueba que el ruido causó ninguno de los ataques al Corazón en estos pacientes.


Los pacientes tampoco fueron expuestos a ruidos para ver como respondían sus corazones. Los investigadores estudiaron patrones en los ataques cardiacos y la exposición al ruido.


Un patrón de cerca de 60 decibeles de ruido callejero fue importante. Más allá de ese patrón, niveles de ruidos mas altos no empeoraron el riesgo de ataque.


En Europa, trabajadores expuestos a 85 o mas decibeles de ruido son obligados a usar protección en los oídos, (por ejemplo durante una construcción). Esta política puede que proteja los oídos pero no el corazón, dicen Willich y colegas.


Escrito por Miranda Hitti, revisado por Louise Chang. Md.
FUENTES: Willich, S. European Heart Journal, 24 Nov. 2005; edición en línea. News release, MW Communications.